Como decíamos ayer…

Como decíamos ayer, y aunque parezca que ha pasado más de un mes, la cosa está malita. La cosa no es otra ídem que la economía, la pela, la pasta, lo de comer, que no lo del querer. Hay algunos que se cansan de escucharlo y te acusan enseguida de cansino mientras chupan la cabeza de una gamba. No por ello voy a dejar de escribir lo que me plazca y lo que ahora mismo más me place es desahogarme aquí de las penurias que mucha gente estamos pasando.

Termina el mes de agosto y según parece el descenso en la venta de automóviles sigue cayendo en picado. El consumo se ha parado por completo y los que mantenemos un negocio con familias a nuestro cargo vemos nuestro futuro y el suyo con suma preocupación. Nada grave para los que cuentan con el pan asegurado y que con el sudor de su frente se lo ganan, claro. Pero el panorama cuando lees cosas como ésta, es de lo más desalentador. Sigue habiendo quien acusa de alarmistas a los mismos que hace un año nos avisaban de lo que se nos venía encima. Esos mismos son los que nos vuelven a poner sobre la mesa sus predicciones que son de todo menos halagüeñas.

El gobierno no quiere hablar de recesión, como no quiso hablar de crisis. Su desidia de entonces la estamos pagando con intereses; su desidia de ahora nos llevará con toda seguridad a la ruina.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s