¿Reaccionará Cámara?

Si ha habido un fin de semana goloso en lo que a información política y “guerra” de medios se refiere en la Región de Murcia, ha sido este último. Bueno, lo que es Política (así en mayúsculas), nada; más bien a lo que concierne a las cañerías internas de los partidos y más concretamente del PP (siempre se tiende a confundir la Política con la otra política o ese arte barriobajero de apuñalamiento interno que lleva implícito la partitocracia en la que vivimos).

Todo se destapó el pasado viernes con un artículo de Ángel Montiel (quién si no) en el diario La Opinión. Venía a decir que la promesa de no volver a presentarse por parte de Ramón Luis Valcárcel a las próximas elecciones autonómicas como presidente de la Comunidad de Murcia estaría siendo reconsiderada por éste.

La Verdad salió el sábado intentando desmontar la exclusiva, en portada pero en pequeño, tal y como acostumbra este periódico a valorar las noticias importantes: “Valcárcel reitera su compromiso de que no se presentará a la reelección”; La Opinión se mantenía en sus trece y titulaba: “Valcárcel reconoce que recibe presiones para que vuelva a presentarse”. El diario de Vocento no tuvo más remedio que sacar a Julián Mollejo el domingo con dos páginas para reconocer la noticia, echar en cara la filtración al vecino de enfrente y enredar la cuestión para que luego no se diga: “Operación ’Valcárcel quédate’”; el subtítulo de la portada era que “el presidente recurre a viejas tácticas para justificar su continuidad en el poder” y que “su objetivo es evitar que Cámara se consolide como posible sucesor”.

Hoy Ramón Luis Valcárcel ha tenido que salir a la palestra con un artículo en el mismo periódico para poner las cosas en su sitio. No había más remedio. La cuestión se estaba ya desmadrando, sobre todo al aparecer la información en el periódico de las esquelas y en la manera en la que lo hizo. Pese a que la tensión entre los dos mandamases del Partido Popular en Murcia es vox populi para muchos, no es menos cierto que la actitud de ambos ante la opinión pública ha sido siempre de una corrección absoluta y el problema es desconocido para todo aquel que no le interesa la política: es decir para el 90% de la población. Cuestión diferente es lo que se mueve en los “ambientes” y lo que en privado pueda estar pasando entre ellos y entre sus respectivos seguidores.

Es normal que mucha gente dentro del PP y fuera de él, vean al número dos durante tantos años como el natural recambio del número uno. Lógico. También es normal que el presidente quiera repetir ahora, o bien por la situación de crisis que padecemos, o porque el partido no se rompa o porque simplemente le sale de sus simples bemoles por sus repetidos éxitos electorales. Valcárcel ya ha hablado. ¿Reaccionará en esta ocasión Cámara ante los rumores de la sucesión?, ¿Lo hará al estilo Gallardón o a lo Esperanza Aguirre?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s