Dédalo

Dédalo

Publicado por Manolo Marín
  

rubalcabaEstán “los miles de dedazos” (sic) de los compañeros de Rubalcaba, el dedo de Aznar, el frigodedo, el dedo meñique, los dedos de Richard Clayderman y de Mari Cruz Soriano, el de su marido y alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch; el dedo pulgar, el dedal, el dedo de Dios, los dedos que teclean este dédalo trivial, el dedo de Rocco SiffrediMargarita Seisdedos, el dedico de Nerón; el anular, el dedo gordo, él del gordo, el dedo fino, los dedos de los pies. Los dedos de quién no firma el desalojo de los acampados en las plazas públicas, el dedo recriminatorio, el dedo todopoderoso de Rubalcaba designándose sucesor, los dedos cansados de los que votan y de los que no; los dedicos de Alberto, el portero del Real Murcia; el dedo índice, los dedos de la victoria, los traicionados de la Chacón, los de ponte gafas, los felones e ineptos de ZP; el hormigueo en los dedos de las manos, las cosquillas en los dedos de los pies. Mi dedo corazón que enseño a los que nos engañan y manipulan, el chasquido de los dedos, el “no” con el dedo, el dedo en el gatillo de los asesinos de la ETA, el dedo en la ceja, los dedos de quién se la coge con papel de fumar. La Peineta y el Vicente Calderón, los dedos que acarician, el dedo inquisidor, los dedos que enchufan, los metidos en el enchufe, los dedos del mago… Dedazos. Dédalo. En fin.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s