Como Cagancho en Almagro

Joaquín Rodríguez Ortega nació en Triana (Sevilla), (lo pongo así porque es como le gusta a los de ese barrio que aparezca en los papeles), el 17 de febrero de 1903. Tomó su alternativa precisamente aquí en Murcia, un 17 de abril de 1927 actuando como padrino Rafael el Gallo, nada más y nada menos. Muchas tardes salía de la plaza escoltado por la Guardia Civil directo al cuartelillo por su afición a que los toros se le fueran con vida al corral. En otras, las menos, encandilaba con su arte y con su dominio de los cánones de la tauromaquia al mal denominado respetable. En una de sus tardes más aciagas se le ocurrió no torear en Almagro y no se le ocurrió otra cosa a los de allí que prenderle fuego a la plaza de toros, así, sin más (para que luego nos pongan a los murcianos la fama que tenemos por un ponte tú allí que yo no toreo). La plaza, construida con los materiales de la torre de la antigua parroquia de San Bartolomé, ardió de tal forma que se perdieron hasta los primitivos palcos realizados en madera. De ahí viene el dicho “quedar peor que Cagancho en Almagro”.

Cándido Conde-Pumpido pasará a la historia como el Fiscal General del Estado que con menos disimulo ha interpuesto los intereses particulares del gobierno de turno que le ha nombrado sobre “la de promover la acción de la justicia en defensa de la legalidad, de los derechos de los ciudadanos y del interés público tutelado por la ley, de oficio o a petición de los interesados, así como velar por la independencia de los Tribunales y procurar ante éstos la satisfacción del interés social”. El Tribunal Supremo acaba de ilegalizar ANV a petición del mismo fiscal que, en el supuesto proceso de paz con los terroristas de ETA, no accedió con la misma diligencia e independencia que ha mostrado en esta ocasión. A las elecciones concurrieron unos terroristas a los que ahora es imposible desalojar de los escaños municipales que “okupan”.

-“¡Qué raro!”, le decía un ratoncito a otro entre los barrotes de una celda vacía; “las nueve y Cagancho sin venir”.

El PSOE de Beniel crea el impuesto preventivo

Ya sabemos que el partido socialista por estos pagos se encuentra prácticamente en la clandestinidad. Mantiene en la Región de Murcia, por apego personal del municipio a la figura del alcalde, un par de ayuntamientos y ha conquistado alguno en las últimas elecciones por todo lo contrario. En los pueblos pequeños la figura personal del candidato está por encima, muchas veces, de las siglas que representa. En Beniel, el nuevo alcalde Roberto García, no lleva más que ocho meses al frente del Consistorio. Si piensan que en ese corto espacio de tiempo no hay el ídem para empezar a arruinar a sus ciudadanos, eso sí con su especial talante a la hora de interpretar la ley a su antojo, cuando no apuñalándola, es que menosprecian la capacidad real del socialismo aplicado en un municipio pequeño. Tiempo más que de sobra para que un progre con carnet aplique los conceptos del socialismo auténtico que ha ido asimilando en toda su extensión durante su travesía por la clandestinidad. En los manuales de autoayuda para ser un buen cleptómano y en los de cómo gobernar siguiendo los preceptos socialistas, aparece como primer deber, perjudicar en todo lo que se pueda a la clase media, que, como sólo ellos saben, es la auténtica culpable de todos los males de la sociedad.
En efecto, acaban de aprobar una ordenanza, publicada ya en el BORM, en la que se “pretende obtener un ingreso patrimonial nuevo, que se basa en recaudar plusvalías del suelo en el momento en que se solicite la transformación de éste para ser objeto de urbanización y antes de que puedan obtener cualquier beneficio los propietarios de los terrenos afectados. 35 € metro cuadrado en suelo residencial y 30 € en suelo industrial como cuota fija, y una cuota variable en los casos de poder ejercer la opción de obtener mas volumen de edificación”. Un nuevo concepto jurídico al que podríamos considerar como “impuesto preventivo”: como es posible que obtengas un beneficio en el futuro, ya que por mi bondad infinita te he recalificado un terreno, te aplico un impuesto previo por si acaso se te ocurre venderlo y te haces rico a mi costa. Así, un huertano o sus descendientes, que ya habrán pagado por sucesiones un pico, tendrán que hacer frente a una cacicada infecta para que el niño engolado que ocupa el sillón consistorial, pueda disponer de los fondos necesarios para acometer las tropelías que, como todo político mediocre, considere oportunas. Entre otras, la creación de la figura del asesor del alcalde, que en un municipio de menos de 10.000 habitantes tiene su guasa. Pero ya ven, teniendo a ZP como modelo político, no se podía esperar menos. Bonito, ¿verdad?
La información la tienen en http://www.500viviendas.com, que es una página web que han creado en Beniel para denunciar todas las andanzas de este sujeto.

Los que votaron la ley

undefined

Es una pena que no pase como en otras democracias y que no podamos pedir responsabilidades políticas a cada uno de los que van a votar esta tarde la aprobación del canón digital. Lo del engaño de esta democracia en la que vivimos con las listas cerradas ya lo hemos comentado muchas veces, pero no por ello vamos a dejar de dar sus nombres para ver si hubiera suerte y las hadas que manejan los motores de búsqueda de internet pudieran colocar esta entrada bien alta y que se vieran resaltados sus nombres para escarnio de sus parientes más directos al haber considerado a todos los españoles como unos delincuentes. Todos contra el canón.

Grupo Socialista: Aburto Baselga, Mª Rosario; Fátima Acosta Cubero, José; Alborch Bataller, Carmen; Alonso Núñez, Alejandro; Alonso Suárez, José Antonio; Álvarez Arza, Magdalena; Álvarez Oteo, Eloísa; Amuedo Moral, Emilio; Aranda Álvarez, Elviro; Armas Dárias, Erasmo Juan Manuel; Armengol Criado, Mª Antonia de; Arnaiz García, Mª del Mar; Arola Blanquet, Alfredo Francisco Javier; Barrero López, Jaime Javier; Barrio de Penagos, Juan Antonio; Batet Lamaña, Meritxell; Becana Sanahuja, José María; Bedera Bravo, Mario; Benegas Haddad, José María; Benito Serra, Ernest; Benzal Román, Raimundo; Blanco López, José; Blanco Terán, Rosa Delia; Cabrera Calvo-Sotelo, Mercedes; Caldera Sánchez-Capitán, Jesús; Calvo Poyato, Carmen; Campos Arteseros, Herick Manuel; Carcedo Roces, Mª Luisa; Carro Garrote, Francisco Xavier; Casaus Rodríguez, Yolanda; Castillejo Hernández, Carolina; Chacón Piqueras, Carme; Císcar Casabán, Cipriá; Coello Fernández-Trujillo, Mª Mercedes; Colldeforns i Sol, Mª Montserrat; Contreras Pérez, Francisco; Corcuera Plaza, Juan Carlos; Corral Ruiz, Lucila; Cortajarena Iturrioz, Elvira; Couto Rivas, María Esther; Cruz Valentín, Raquel de la; Cuadrado Bausela, Jesús; Cuesta Martínez, Álvaro; Cuevas Delgado, Antonio; Cunillera i Mestres, Teresa; Díaz Díaz, Manuel Ceferino; Díaz Pacheco, Susana; Díez de Baldeón García, Clementina; Elías Cordón, Mª Remedios; Elola Ramón, Juan Julián; Encina Ortega, Salvador de la; Escudero Sánchez, María; Esteve Ortega, Esperança; Farrera Granja, Esperança; Fernández de la Vega Sanz, María Teresa; Fernández González, Daniel; Fernández Marugán, Francisco Miguel; Fernández Santos, Luis; Fidalgo Francisco, Alberto; Fuentes Curbelo, Juan Bernardo; Fuentes González, Mª Isabel; Fuentes Guzmán, Sebastián; Fuentes Pacheco, Ana María; Galache Cortés, José Luis; García Valls, Antonia; García-Hierro Caraballo, Dolores; Garrido Peña, Francisco de Asís; Gómez Santamaría, Mª Gloria; González Serna, Carlos; Grande Pesquero, Pilar; Guerra González, Alfonso; Gutiérrez Vegara, Antonio; Heredia Díaz, Miguel Ángel; Hermosín Bono, Carmen; Hernando Vera, Antonio; Holgado Flores, Manuela; Huertas Vicente, Manuel; Jáuregui Atondo, Ramón; Jiménez Pérez, Agustín; Juaneda Zaragoza, María Rosario; Juanes Barciela, Carmen; Leguina Herrán, Joaquín; Lizarraga Gisbert, Mª Luisa; López Águeda, Óscar; López Garrido, Diego; López i Chamosa, Isabel; López Rodríguez, María Pilar; López Villena, Carmelo; Louro Goyanes, Antonio; Madina Muñoz, Eduardo; Malaret García, Elisenda; Marín González, Manuel; Marón Beltrán, Carmen; Marsal Muntalà, Jordi; Martel Gómez, Remedios; Martínez Higueras, Antonia; Martínez Sanjuán, Ángel; Mas i Estela, Manuel; Mateos Martín, José Ramón; Mayoral Cortés, Victorino; Membrado Giner, Jesús; Mendizábal Gorostiaga, Arantza; Millán Carrascosa, Miguel Ángel; Monteserín Rodríguez, María Virtudes; Montón Giménez, Carmen; Moratinos Cuyaubé, Miguel Ángel; Moscoso del Prado Hernández, Juan; Muñoz González, Pedro José; Muñoz Resta, Miriam; Muñoz Salvà, María Gràcia; Muñoz Santamaría, Lourdes; Naranjo Bravo, María Josefa; Narbona Ruiz, Cristina; Niño Rico, Encarnación; Oliver Sagreras, Isabel María; Oms i Llohis, Joan; Oria Galloso, José; Ortiz Rivas, Mª del Carmen; Palma i Muñoz, Montserrat; Pedret i Grenzner, Jordi; Pérez Anguita, María Dolores; Pérez Domínguez, María Soledad; Pérez Rubalcaba, Alfredo; Pérez Tapias, José Antonio; Pin Arboledas, Margarita; Pliego Cubero, José; Ponce Aguilera, María Josefa; Pozuelo Meño, María Isabel; Puig Gasol, Mª Dolores; Quirós Pulgar, Sebastián; Rascón Ortega, Juan Luis; Rivero Alcover, Gloria Elena; Rodríguez Ramos, María Soraya; Rodríguez Zapatero, José Luis; Román Guerrero, Rafael; Sáenz Royo, Eva; Sáez Jubero, Àlex; Salazar Bello, Mª Isabel; Sánchez Díaz, María Carmen; Sánchez Jódar, María Soledad; Sánchez Rubio, María José; Santamaría i Mateo, Josep Antoni; Santana Martel, Gustavo Adolfo; Serna Masiá, Juana; Sevilla Segura, Jordi; Sicilia Ávalos, Narciso; Simón de la Torre, Julián; Suárez González, Celestino; Tabuyo Romero, Domingo Miguel; Toledo Silvestre, Mercedes; Tomás García, Luis Juan; Torrado Rey, Clemencia; Torres Balaguer, Ricardo; Torres García, Siro; Torres Mora, José Andrés; Torres Sahuquillo, Gerardo; Torres Vela, Javier; Turiel Sandín, Agustín; Unzalu Pérez de Eulate, Pilar; Vallès Vives, Francesc; Veiga Soto, Francisco Andrés; Velasco García, Rosario; Villagrasa Pérez, Mª Teresa; Villarrubia Mediavilla, Julio.

Grupo Parlamentario Catalán (Convergia i Unió): Campuzano i Canadés, Carles; Duran i Lleida, Josep Antoni; Grau i Buldú, Pere; Guinart Solá, Josep María; Jané i Guasch, Jordi; Maldonado i Gili, Josep; Pigem Palmés, Mª Mercè; Sánchez i Llibre, Josep; Vilajoana Rovira, Jordi; Xuclà i Costa, Jordi.

Grupo Parlamentario Esquerra Republicana: Andreu Domingo, Josep; Bonàs Pahisa, Rosa María; Cañigueral Olivé, Laia; Cerdà Argent, Agustí; Oliva i Peña, Georgina; Puig Cordón, Joan; Ramón Torres, Jordi; Tardà i Coma, Joan.

Grupo Parlamentario Vasco (EAJ-PNV): (Se abstiene: Azpiazu Uriarte, Pedro María; Beloki Guerra, José Ramón; Erkoreka Gervasio, Josu Iñaki; Esteban Bravo, Aitor; Olabarría Muñoz, Emilio; Txueka Isasti, Iñaki; Uría Etxebarría, Margarita.)

Grupo Mixto: Labordeta Subías, José Antonio; (el resto se abstiene: Barkos Berruezo, Uxue; Calomarde Gramage, Joaquín; Fernández Davila, Mª Olaia; Lasagabaster Olazábal, Begoña; Rodríguez Rodríguez, Román; Rodríguez Sánchez, Francisco)

Estado heavy

A través de Yhandros me entero de la enésima patochada del “estado del bienestar”. Esta vez no ha sido en España, sino en el paraíso de cualquier socialdemócrata fetén que se precie: Suecia. Resulta que un fulano ha conseguido la invalidez por su adicción al heavey. Como lo leen. Escribe Yhandros:

Tras numerosas faltas al trabajo por asistir a más de 300 conciertos sólo en 2006, su jefe lo echó definitivamente. Tras 10 años ha conseguido que el estado por fin reconozca su incapacidad y que trabaje sólo a media jornada, siendo el subsidio de 400 euros un complemento por entender que no puede trabajar a jornada completa

La información también la he encontrado aquí o aquí